Buenas prácticas de poda

Somos muy conscientes de que las heridas de poda son un punto de entrada de hongos, los principales causantes de las enfermedades de la madera. Mientras que los restos de poda y las plantas afectadas son una fuente del inoculo de estos hongos.

En las pautas de poda tenemos claros ciertos puntos que nos hacen ir por el camino correcto.

  • Una poda mal realizada, puede llegar a causar la muerte de una planta.
  • Una poda correcta da fuerza y vigor, mejora la floración y el desarrollo de la planta.
  • Con la poda damos estructura a la planta, evitando un crecimiento excesivo, que afecta a la formación de flores y frutos. Consiguiendo una distribución adecuada, para garantizar la correcta exposición foliar.
  • En la poda debemos eliminar partes dañadas bien por enfermedades o producidas por los trabajos en el campo, o también producidas por inclemencias climatológicas.
  • Mediante la poda conseguimos la formación de la planta, según el tipo de conducción que vayamos a tener.
  • No es recomendable realizar excesivamente agresivas, salvo que sea una circunstancia específica.
  • Hay que realizar cortes limpios, sin desgarrar ninguna zona.
  • Hay que emplear siempre las herramientas adecuadas para cada tipo de corte.
  • Las hojas, de tijeras y serruchos deben estar limpias y bien afiladas.
  • Es recomendable usar mastic para tapar los cortes, o en su defecto algún tipo de producto que impida la penetracion de los hongos en las heridas.
  • Se debe buscar podar sobre un brote o rama para que haga de tirasavias, así conseguimos que cicatrice mejor y evitamos la formación de tocones secos.

Debemos tener en cuenta los factores relacionados con la poda que favorecen el desarrollo de las enfermedades de la madera.

Sistemas de conducción 

Condiciones climáticas

Tamaño y número de heridas

Protección de las heridas

Tiempo de las heridas

Los momentos de realizar la poda

Gestión de los restos de poda

  • Sistemas de conducción, según fuentes que hemos consultado nos indican que en la poda de viñedos en guyot doble es el más proclive a la incidencia de yesca, apareciendo menos en guyot simple y donde menos aparece es en la poda en vaso.
  • Las condiciones climatológicas, es un factor que tiene mucha importancia, en la incidencia y tipos de síntomas de las enfermedades de madera. Las lluvias y las temperaturas influyen en la distribución del patogeno y la sintomatologia.
  • Tamaño de las heridas, cuanto mayor es el tamaño mayor superficie que encuentra el hongo para colonizar. Igualmente a mayor número de cortes más puntos de infección posible.
  • Tiempo de las heridas cuanto mayor es el espacio que pasa la herida sin proteger mayor riesgo de contaminación hay.
  • Los momentos en los que realizamos la poda. En clima seco se propaga menos el hongo, en cambio si ha habida lluvias y hay humedad favorece el desarrollo.
  • Gestión de los residuos de poda. Podemos encontrar las esporas de los hongos o los propios hongos en tallosnecroticos, hojas, frutos que se han quedado secos, debajo de la croqueta de la madera, en la madera muerta. En definitiva en todos los restos de la poda. Esto puede representar una gran fuente de infecciones para la plantación. Para evitar estos riesgos es recomendable quemar todos los restos de poda. Aunque también está la posibilidad de triturarlos, y tras un tiempo de compostaje en el que debemos comprobar el hongo ha sido destruido, podemos volver a introducir al suelo estos restos de poda.
  • Es imprescindible eliminar las plantas ya afectadas antes de realizar cualquier otra operación.
  • Protección de las heridas de poda. Lo que es muy importante es el control preventivo para gestionar las enfermedades de la madera. A largo plazo un tratamiento preventivo en las heridas de poda es un 75% más efectivo si lo realizamos regularmente desde el tercer o quinto año de la planta. Los dos métodos más eficaces son la aplicación de mastic, con brocha o con equipos especializados como el Filanic Prevenma, y el spray con fungicida. La aplicación del mastic es más duradera y más segura a fin de cuentas. El spray en muchas ocasiones si hay lluvias pierde su eficacia con rapidez, por lo deberíamos repetir la aplicación cada dos o tres semanas. Para un correcto uso y protección.

Una respuesta a «Buenas prácticas de poda»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: