Eliminación de procesionaria de pino

La eliminación de la Procesionaria en pino se pude abordar desde tres aspectos que son complementarios entre sí y que, combinados apropiadamente, conducen a la eliminación total de la plaga en el pinar.

Los tres aspectos a considerar son:

  1. Prevención mediante aplicación de pesticidas específicos contra orugas ya bien sean convencionales o ecológicos. Su aplicación ha de realizarse en otoño que es el momento en el que la procesionaria está en fase latente (huevos) y antes de eclosionar como oruga ( finales de febrero). De esta forma evitamos que las nuevas procesionarias se desarrollen y que puedan formar nidos (bolsones). La mejor opción remedio  ecológico es el Bacillus Thunringiensis, que se aplica por inyección en el tronco del árbol.
  2. Trampas para procesionaria. Posiblemente las más extendidas. Existen de dos tipos: de confusión sexual (solo afectan a la especie en fase adulta, es decir, a las polillas macho, lo que impide la puesta de huevos por parte de la polilla hembra, unos 200 por casa hembra) o mecánica (atrapa las procesionarias en fase de oruga cuando va a descender del árbol para enterrarse y metamorfosearse a la fase adulta con un sistema de “embudo” entorno al tronco del árbol que conduce a la colonia irremediablemente a la trampa).
  3. Eliminación de nidos o bolsones donde se desarrolla la colonia en fase de oruga. Para la eliminación hay dos métodos más habituales: por aplicación de agua a presión sobre los bolsones (en ocasiones esta aplicación se acompaña con tratamientos antioruga) o por eliminación mecánica de los bolsones mediante herramientas diseñadas para este fin. Ambas labores han de realizarse en días sin viento para evitar la dispersión de los pelos de la oruga causantes de las reacciones alérgicas y urticaria, y preferiblemente, al atardecer para que las posibles orugas que se escapen al desprender el bolsón mueran con las bajas temperaturas de la noche.

La eliminación de nidos ha de completarse con su destrucción tras desprenderlos del árbol, ya sea mediante eliminación en contenedores especialmente diseñados para la recogida de plagas, por quema controlada de los mismos o por ahogamiento. 

Durante el proceso de eliminación es importante trabajar con las medidas de seguridad apropiadas y equiparse con los equipos de protección individual (EEPPII) apropiados pare este fin:  buzo completo para protección de brazos y piernas del agente urticante, zapato alto y cerrado para protección de los pies, guantes aptos para apicultor para la correcta protección de las manos así como capucha completa para protección de la cabeza complementada con gafas antivaho y máscara de filtro de aire para protección del rostro y de los conductos faciales especialmente sensibles a las reacciones alérgicas provocadas por la procesionaria.

Combinación más exitosa

La combinación que mejores resultados produce es, en este orden: eliminación mecánica de bolsones, trampa mecánica para oruga, trampa hormonal para adulto, tratamiento con Bacillus en el otoño siguiente y apoyar la presencia de depredadores naturales de la procesionaria (pájaros de la familia de los carboneros y los herrerillos o lirones careto y murciélagos) para erradicar de forma completa la plaga.

Para la eliminación mecánica está disponible una pértiga de sistema POP que, mediante giro manual en el sentido de las garras, retira el bolsón del árbol. Se trataba de una estructura de aluminio de 35×2 mm de espesor en tramos de 1,5m acoplables en sistema de bayoneta con fijador pasante de sistema de seguridad antidesmonte. La pértiga estándar la compone 4 tramos de 1,5m ampliables hasta una longitud de trabajo máxima de 11m, a partir de la cual es necesario utilizar un elevador para acceder a alturas superiores. El peso del equipo estándar es 5kg. Se trata de un aparato manual sin necesidad de recambios ni mantenimiento. 

La trampa mecánica para la eliminación de las orugas cuando descienden es de tipo collar alrededor del tronco del árbol. El collar conduce a las orugas en descenso hacia una bolsa rellena con agujas de la zona circundante al árbol para confundir a las orugas y que crean que ha llegado a tierra. La Bolsa se retirará cuando esté llena sustituyéndola por otra de iguales característica y se procederá a la eliminación de las orugas por los métodos arriba comentados. Existe la posibilidad de trampa de ahogamiento con un sistema similar.

Para más información sobre los equipos de eliminación, contacte con nosotros sin compromiso.

Una respuesta a «Eliminación de procesionaria de pino»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: