El arándano

El arándano, Vaccinium sp., de la familia botánica Erinácea, es una planta abusiva que puede medir entre medio metro y seis metros de altura. Tienden a ser longevos con buenos cuidados, pudiendo alcanzar la planta los 50 años. Los arándanos pueden dar bayas de diferentes colores según la variedad, siendo los más habituales los rojos, negros y morados. Además de las propiedades nutricionales de los frutos, la planta del arándano se cultiva a modo ornamental ya que es muy vistosa. El arándano puede cultivarse directamente en suelo o en maceta. Esto lo convierte en un cultivo magnifico para asociación en pequeños espacios de cultivo y huertos urbanos.

Propiedades nutricionales del arándano

Lo arándano es uno de los alimentos más saludables y con mayor contenido en vitaminas y antioxidantes, lo que hace que se le considere como un superalimento. El consumo de arándanos contribuye a la prevención de enfermedades y rejuvenece. Entre algunas de sus propiedades están:

  1. Reduce el riesgo de sufrir cáncer. Dos de los antioxidantes presentes en los arándanos (ácido gálico y resveratrol) , ayudan a combatir la proliferación de células cancerosas cuando son pocas. 
  2. Es antiinflamatorio. Los componentes más importantes que desempeñan esta función son las proantocianidinas. Previenen la rigidez o dolor muscular de enfermedades como la fibromialgia.
  3. Rejuvenece. Las proantocianidinas también contribuyen a la eliminación de radicales libres en la piel y otros órganos, lo que hace que se ralenticen los procesos oxidativos que conducen al envejecimiento.
  4. Previenen enfermedades neurodegenerativas. Los antioxidantes actúan como agentes neuroprotectores, lo que conlleva a la disminución del deterioro congestivo y frena el desarrollo de enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson. Además, por este factor neuroprotector mejora la memoria y las capacidades cognitivas. 
  5. Ayuda a combatir la diabetes. El consumo habitual de esta fruta mejora la sensibilidad a la insulina. Su bajo contenido en azúcar ayuda también a controlar los niveles de azúcar en sangre. 
  6. Reduce la presión arterial. Previene la acumulación de colesterol en el torrente sanguíneo y mejora el flujo, previene los picos de glucosa en sangre. Se consigue que la sangre transporte mejor los nutrientes y la sangre circula sin problemas. 
  7. Mejora la vista. Al prevenir el daño oxidativo y reducir la inflamación, previene las afecciones de la retina y ayuda a mantenerla sana, sobre todo en edades avanzadas. 
  8. Ayuda a reducir la grasa. Por lo que es especialmente útil en los planes de pérdida de peso, por su gran cantidad de fibra y su bajo indice calórico. 
  9. Es rico en vitamina C y en varias del grupo B.

El cultivo del arándano

Los arándanos representan una de las especies más recientemente domesticadas, ya que aunque existían de forma autóctona en la zona norte de España con plantas de entre 20 y 30 cm en el sotobosque, sus propiedades nutricionales lo han convertido en un cultivo estratégico. Todas las formas de cultivo actuales se han desarrollado a partir de formas silvestres, con especial interés en Norteamérica y el Norte de Europa. 

Las variedades cultivadas necesitan estar sometidas a bajas temperaturas durante un periodo de tiempo variable para romper la época de reposo o dormancia de las plantas. Necesitan temperaturas por debajo de los 7ºC y las horas necesarias dependen de la variedad. Aún así podemos clasificarlas en tres tipos:

  • Alto requerimento de horas-frio (>800 h/f)
  • Requerimiento medio : 600- 400 h/f
  • Bajo requerimiento: < 400 h/f

Así, según sea el clima en el que tendremos nuestra plantación de arándanos tendremos que elegir unas variedades u otras según las horas de frio disponibles. Aún así, hay que considerar que este cultivo puede aguantar bien las bajas temperaturas (-20ºC) y que las temperaturas altas (30ºC) pueden causar quemaduras en las hojas y frutos arrugados. 

Importancia económica del arándano

Actualmente el 90% de la producción de arándano está localizada en EEUU. En el hemisferio sur, Chile es el mayor productor como el 90% de la producción en ese hemisferio. Las primeras plantaciones de arándanos en España se remontan a los años 60 en Asturias y con el paso de las décadas se ha convertido en un cultivo estratégico debido a su gran demanda y elevado precio para exportación. 

Clima

Hay que considerar que este cultivo puede aguantar bien las bajas temperaturas (-20ºC) y que las temperaturas altas (30ºC) pueden causar quemaduras en las hojas y frutos arrugados. Los vientos fuertes, sobre todo en los primeros años perjudican el crecimiento de esta especie provocando daños en el follaje, afectando a la floración y la polinización por insectos. 

Suelo

En cuanto al suelo, deben tener una textura ligera, buen drenaje y abundante materia orgánica (>3%) , por lo que pueden cultivarse en maceta. Es importante que el suelo o la maceta permitan retener la humedad necesaria para el desarrollo del sistema radicular. 

El pH del suelo es condicionante, ya que exige valores ácidos interiores a 5,5, siendo su intervalo óptimo 4,5 – 5,5. 

Los suelos ricos en calcio no son recomendables. El uso de fertiirrigación está muy recomendado para poder mantener los correctos niveles de humedad. 

Es importante determinar que el suelo esté libre de herbicidas residuales, especialmente del tipo Simazina, ya que acabaría con la planta. 

Plantación

El marco de plantanción dependerá del tamaño de la parcela y si se empleará maquinaria. En un pequeño huerto, el marco suele ser de entre 0,75m a 1m entre plantas y 2 – 2,5m entre calles. Si se disponen de más de 1ha lo ideal serían calles de 3m para poder acceder con maquinaria entre hileras. Si se realiza la plantación en macetas, estás han de tener entre 40 y 50 cm de profundidad y dejar 1m2 entre plantas. 

Conviene realizar transplante de plantas con un año de edad. Si fueran de más años es necesario deshacer las vueltas de raíces que se forman por el enrollado de las mismas mientras están en los viveros. 

Fertilización

Necesitan de suelos ácidos y gran cantidad de materia orgánica. Además, estos arbustos son muy sensibles a los altos contenidos en sales. Los fertilizantes convencionales no son útiles para los arándanos ya que en vez de contribuir a su desarrollo contribuyen a su deterioro. Los planes de abonado han de realizarse siempre conforme a los resultados del análisis de suelo y foliar. La fertiirrigación juega un papel crucial en el desarrollo del cultivo ya que permite mantener los niveles de humedad óptimos así como dosificar de forma muy gradual los nutrientes que va precisando la planta para cubrir sus necesidades de abonado sin subir la salinidad o aumentar el pH. 

Plagas y enfermedades

Las más importantes son los ataques de cochinillas, nematodos o pulgones. Son especialmente sensibles a la Botritys sobre todo si hay periodos muy calurosos con alta humedad. Además, después de la poda es preciso realizar medidas preventivas de cura de las heridas de poda ya que la mayor parte de las enfermedades mortales para esta especie son enfermedades de la madera. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: