Citoquinina vegetal: hormonas vegetales I

La citoquinina es una hormona vegetal que las plantas produce de forma natural para la división celular. Los procesos de división celular están directamente relacionados con el crecimiento de la planta ya que tienen lugar en las semillas, raíces, frutos y la formación de nuevas hojas. 

Efectos de las citoquininas en las plantas

  • promueven la división celular
  • Desarrolla la diferenciación celular
  • Activa el crecimiento de yemas laterales (dominancia apical)
  • Desarrolla correctamente los frutos, incluso sin fecundación previa (partenocarpia)
  • Retarda el envejecimiento de las hojas (senescencia), ya que es un antagonista del etileno.

Los efectos de las citoquininas están muy relacionados con los de las auxinas. El equilibrio existente entre ambas hormonas conlleva la expresión de genes distintos. 

Así, con niveles simétricos de ambas hormonas se observa un gran número de células sin diferenciación. Si la cantidad de citoquinina es mayor, se promueve la formación de tallos. Sin embargo, si la cantidad de auxina es mayor se promueve la formación de raices. 

Citoquinina en las plantas

Esta hormona se forma en las raíces y se transporta hasta la zona aérea en flujo ascendente por el xilema. Con este flujo se distribuye a todas las partes de la planta, incluidas las hojas. Las citoquininas promoverán el completo desarrollo de las hojas. Una vez que están formadas comienza el flujo descendente a través del floema a otras partes de la planta para favorecer su desarrollo.

Factores que influyen en la producción de citoquininas

  • Temperatura: cuanto menor es la temperatura ambiental, mayor es el flujo de citoquininas.
  • Rebrote: después de la parada invernal se acelera la producción de citoquininas para la formación de los nuevos brotes.
  • Fósforo: la carencia de este nutriente fundamental reduce la síntesis de esta hormona. Esto conlleva una reducción del crecimiento de la planta. 
  • Situaciones de estrés: las situaciones extremas y adversas detienen la síntesis de citoquininas. De este modo el desarrollo vegetal se ve congelado. 

Como incentivar la síntesis de citoquinina

Esta hormona se sintetiza de forma natural por la planta cuando necesita desarrollarse. Una aplicación correcta de fósforo y de nitrato de potasio consigue que la planta acelere su formación. Con una mayor cantidad de citoquinina conseguimos un mejor desarrollo vegetal y más resiliencia natural de la planta. 

Aplicación de citoquinina externa (exógena)

La aplicación de citoquininas externas a tejidos concretos de la planta ayudan a la recuperación de daños severos por situaciones de estrés climático (granizadas, heladas, sequias) o biónico (ataque de patógenos).

Hoy en día existen soluciones comerciales a base de citoquininas y auxinas con una buena especificidad para la aplicación en agricultura. La dosis ha de ser la correcta y apropiada para el estado en el que se encuentre la planta y para el órgano al que va dirigida (hojas, frutos o raíces). 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: