Plagas: Drosophila Suzukii

Drosophila Suzukii (Matsumura)

  • Orden: Diptero
  • Familia: Drosophila Suzukii
  • Nombre común: Drosofila de las alas manchadas.

La Drosophila Suzukii, es una especie autóctona de Asía (China, Japón, Corea, y Tailandia). Apareció por primera vez en Japón en 1916. Aunque otras fuentes hablan de que la primera detección fue en 1931.

No aparece en España hasta el año 2008 en Tarragona, al mismo tiempo que aparecía en Italia, al igual que en 2008 llega también a EEUU, causando grandes daños. En Francia aparece en 2010 y en 2011 en Suiza, Eslovenia, Croacia, Austria, Alemania y Bélgica. Por su rápida expansión se extenderá por toda Europa. En 2012 se a detectado en Andalucía en Jaén, Almería y Huelva.

La Drosophila Suzuki esta en las listas de la EPPO (Organización Europea para la Protección de las Plantas) donde la valoración de riesgo (PRA) concluye que es una amenaza para la mayoría de los países de la EPPO donde la plaga se extenderá rápidamente, siendo complicada la completa erradicación inviable y su manejo difícil.

La Drosophila Suzukii, es una mosca del vinagre, con aspecto similar a la drosophila melanogaster. Es una plaga que deberemos considerar como una gran amenaza para los productores de fruta.

La drosophila Suzukii se distingue de la melanogaster en que los machos tienen unas manchas grisáceas o marrones en la punta de las alas y las hembras poseen un oviscapto aserrado. El oviscapto, es el órgano que utiliza la hembra para la puesta de los huevos.

Este detalle le da otra peculiaridad a la drosophila suzukii , es que puede gracias a su oviscapto aserrado, realizar la puesta de sus huevos en frutos que están sanos, con la piel fina, preferiblemente o frutos de verano, blandas y rojas o de tonos rojizos: cereza, fresa, arándanos, frambuesa, moras, ciruelas, melocotones, nectarinas, albaricoques, uvas, caqui, kiwi.

La identificación

La drosophila Suzuki, este insecto son moscas de pequeño tamaño (2 a 3,5 mm), de color amarillo claro- pardusco, con banda oscura  o negras en el abdomen y unos ojos peculiarmente rojos, la terminación de las antenas ramificadas.

Los machos tienen una mancha en el extremo de las alas que dan el nombre común a la especie y las hembras el ovispacto aserrado.

Las larvas a simple vista son similares a otras drosophilas, son blancas y cilíndricas y alcanzan los 3,5mm de longitud al final de su desarrollo.

La pupa, tiene unos 3 mm de longitud y es de color, se distingue de otras drosophilas por la forma de  los espiráculos (conductos de respiración), que muestran entre 7 y 8 ramificaciones.

El ciclo biologico

Como otras moscas la drosophila suzukii, prefiere el clima fresco y húmedo, muestra buena adaptación a diferentes condiciones climáticas.

Los adultos pueden reproducirse en un amplio grado de temperaturas desde los 10ºC hasta los 35ºC. Aunque las condiciones optimas las tenemos entre 20 y 25ºC.

La humedad es un factor más limitante, ya que son sensibles a la desecación.

En temperaturas inferiores a 10ºC invernan en estado de adulto en frutos caídos al suelo. Aunque también pueden hacerlo en el propio suelo. En climas mediterráneos pueden estar activas durante todo el año.

La drosophila Suzuki puede llegar a tener 13 ó 15 generaciones al año. Los ciclos se completan en apenas 1-2 semanas, dependiendo del clima.

Tras la copula la hembra fecundada busca fruta madura o proceso de maduración, e inserta su ovopositor aserrado para perforar la piel y así deposita en el interior del fruto los huevos. Puede poner hasta 3 huevos en un mismo fruto.

Cada hembra puede infectar muchas frutas ya que llegan a poner más de 300 huevos en su ciclo de vida. Las hembras ponen una media de entre 7 y 13 huevos al día.

Daños

Habitualmente la pupa se desarrolla dentro del fruto, aunque puede hacerlo en el suelo también.

Al estar depositados en el interior del fruto maduros o casi maduros, las larvas nacen dentro del fruto y se alimentan de la pulpa de la fruta, produciendo así la perdida de turgencia, con lo que el fruto pierde su valor comercial.

Al alimentarse dentro del fruto también podemos observar un colapso alrededor de la zona de donde se alimentado y acaba pudriéndose el fruto.

El punto de puesta es visible en muchas frutas por una pequeña marca o picadura en la piel. Al paso de uno o dos días la zona alrededor de la picadura se decolora y sufre una pequeña depresión creando una mancha cada vez más visible. De estas depresiones pueden salir fluidos que favorecen el desarrollo de hongos e infecciones por más bacterias.

Tratamientos

  • Las medidas culturales que mejor funcionan son el trampeo masivo. Obteniendo el mejor resultado con las trampas cromáticas de color rojo.
  • Recoger todos los frutos caídos al suelo que son los más susceptibles de contaminación. Se recomienda meter en bolsas de plástico cerradas y dejarlas al sol durante una semana para que el efecto de la temperatura y la humedad maten las larvas.
  • No hay productos químicos con un probada eficacia por lo que no lo aconsejamos. Dado que no hay productos que actúen con tan poco margen.

Las dos medidas usadas conjuntamente eficaces, cuando detectamos la plaga es el trampeo con trampas cromáticas rojas, y recoger toda la fruta del árbol y del suelo. Y proceder a cerrar las bolsas de báltico con toda esa fruta y exponerlas al sol, para producir la muerte delas larvas por deshidratación en el interior de las bolsas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: